• +56973477121 /
  • hola@tintinea.cl

Menu

Carro

El carro de compras está vacío. Puedes volver y comenzar a agregar productos.

¿Cómo se limpian?

Puedes elegir dentro de nuestro catálogo el llamador de ángeles que más se adecúe a tu estilo a lo que necesites. Una vez comprado el amuleto, debes purificarlo antes de usarlo.

Uno de los métodos más comunes para ello, es colocar la pieza sobre un trozo de tejido natural (tela de algodón) color blanco, y dejarlo reposar una noche entera, ante una ventana o un lugar donde pueda recibir el influjo de la luna llena. Al día siguiente, estará listo para usarse.

Puedes repetir este ritual cada vez que lo consideres necesario. Los llamadores de ángeles solo deben ser manipulados por su propietario, para no interferir con la energía personal. Si alguien más lo toca, puedes realizar el rito de purificación antes descrito.

Llamadores de ángeles: ¿Qué son?

Llamadores de ángeles: ¿Qué son?

..Los llamadores de ángeles son una interesante pieza de joyería y un potente amuleto protector, que forma parte de la tradición esotérica de varios pueblos alrededor del mundo.


Su origen

Su origen

Muchas culturas, alrededor del mundo, cuentan entre sus amuletos más preciados con objetos parecidos a los llamadores de ángeles, por ello es difícil determinar cuál es su verdadero origen. ...


¿Cómo se utilizan?

¿Cómo se utilizan?

Como hemos visto, los llamadores de ángeles pueden usarse como amuleto personal de niños y adultos, o elemento de protección para el hogar. En el primer caso, puede ser llevado como colga...


¿Cómo se limpian?

¿Cómo se limpian?

Puedes elegir dentro de nuestro catálogo el llamador de ángeles que más se adecúe a tu estilo a lo que necesites. Una vez comprado el amuleto, debes purificarlo antes de usarlo. Uno ...


¿Por qué es un regalo mágico?

¿Por qué es un regalo mágico?

Para los creyentes, la presencia del ángel de la guarda al lado de cada uno de nosotros es un hecho. Este ser espiritual nos apoya en cada momento de nuestras vidas, desde que respiramos nuestro...